Salud

Mitos y verdades sobre COVID-19. ¿Qué sabemos hasta hoy?

Una recorrida por internet y redes sociales nos muestra que la creatividad y la falta de conocimiento sobre la infección por el nuevo virus SARS-CoV-2 conllevan a conclusiones y, en algunos casos, a acciones o tratamientos sin sustento científico. En este trabajo se trata de derribar algunos mitos o creencias sobre el virus SARS-CoV-2 y la enfermedad que produce, COVID-19. Algunos de los mitos involucran desde la alimentación, condiciones climatológicas, posibles tratamientos y drogas, uso de productos químicos y otros.

Publicada el 03 DE AGOSTO 2020

Introducción

El coronavirus SARS-CoV-2 es un nuevo virus identificado en diciembre de 2019. Apareció en China causando una epidemia de neumonía en la ciudad de Wuhan y luego se diseminó por el mundo debido, probablemente, a su alta eficiencia de transmisión. El 11 de marzo de 2020 fue declarada la pandemia por las autoridades de la Organización Mundial de la Salud (OMS)(1)(2).

Los coronavirus son una amplia familia de virus responsables de diversas enfermedades, desde el resfrío común hasta cuadros más graves como el síndrome respiratorio de Medio Oriente o el síndrome respiratorio agudo severo, asociados a los virus MERS-CoV y SARS-CoV, respectivamente.

Los coronavirus están presentes en muchas especies animales y en algunos casos pueden ser transmitidos de un animal al hombre (transmisión zoonótica). En el caso del nuevo coronavirus, según los estudios de secuenciación del material genético viral, se concluyó que este nuevo linaje podría haberse transmitido desde el murciélago pasando por el pangolín, como huésped intermediario para luego infectar al humano (3).

Las infecciones que pueden causar los coronavirus suelen cursar con fiebre, síntomas respiratorios como tos y dificultad para respirar. En los casos más graves, pueden causar neumonía, síndrome respiratorio agudo severo, falla multiorgánica y muerte.

Desde el punto de vista clínico, los pacientes con COVID-19 presentan, una edad media de 37 años en Argentina (al 21 de julio de 2020). Los síntomas principales son fiebre, tos seca, decaimiento, linfopenia, disnea y neumonía en los casos graves, la diarrea es infrecuente. El período de incubación se ha establecido en 3 días con un intervalo que va de 0 a 14 días (4).

Las recomendaciones para no propagar la infección son una buena higiene de manos, cubrirse la boca y nariz al toser y estornudar. Además, se debe evitar el contacto estrecho con personas sospechosas de estar infectadas. En países asiáticos también se ha prohibido el consumo de carnes de animales exóticos para frenar la transmisión zoonótica.

Una recorrida por internet y redes sociales nos muestra que la creatividad y la falta de conocimiento sobre la infección por el nuevo virus SARS-CoV-2 conllevan a conclusiones y, en algunos casos, a acciones o tratamientos sin sustento científico. En este trabajo se trata de derribar algunos mitos o creencias sobre el virus SARS-CoV-2 y la enfermedad que produce, COVID-19. Algunos de los mitos involucran desde la alimentación, condiciones climatológicas, posibles tratamientos y drogas, uso de productos químicos y otros.

Objetivos del trabajo

Confirmar o descartar creencias sobre el nuevo coronavirus SARS-CoV-2 responsable de la enfermedad COVID-19.

Aportar información obtenida a partir de trabajos científicos y fuentes confiables.

Desarrollo

Se realizó una búsqueda de bibliografía científica en PubMed (https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed) a partir de palabras clave según la temática a investigar. Esta  revisión se realizó teniendo en cuenta las publicaciones más recientes hasta la fecha (28 de mayo de 2020).

Mitos sobre alimentación y COVID-19.

- ¿Comer ajo puede ayudar a prevenir la infección por el nuevo coronavirus?

El ajo es un alimento saludable con propiedades antimicrobianas, anticancerígenas, antitrombóticas y antioxidantes, entre otras.

La revisión bibliográfica utilizando las palabras clave garlic y SARS-COV-2 detectó un único trabajo de Bui Thi Phuong Thuy y col. que mediante simulaciones 3D evaluaron la interacción de 18 principios activos presentes en ajo con las moléculas de Enzima Convertidora de Angiotensina 2 (ACE2) y la proteína viral PDB6LU7 (proteasa principal del SARS-COV-2). Los resultados hallados sugieren que los compuestos inhibirían ACE2 y la proteína viral PDB6LU7 impidiendo la unión del virus a la célula (5). 

No existe ningún trabajo científico que haya demostrado la efectividad en la prevención de COVID-19 en humanos. Por lo tanto, podemos decir que no existe evidencia científica que apoye el consumo de ajo para proteger a la población de la infección por el nuevo coronavirus.

- ¿Agregar pimientos(chiles) a las comidas previene o cura COVID-19?

La revisión bibliográfica con las palabras claves food o peppers y COVID-19 no arroja resultados indicando la ausencia de trabajos científicos que relacionen la alimentación con la infección por el nuevo coronavirus.

 Los pimientos picantes si bien son muy sabrosos, no previenen ni curan COVID-19.La recomendación es seguir una dieta saludable con una alimentación balanceada que permita adecuado funcionamiento del  sistema inmune y seguir los consejos de higiene de manos y del hogar.

Mitos sobre insectos y COVID-19

- ¿COVID-19 puede ser transmitida por moscas o mosquitos?

No existe evidencia científica que indique que COVID-2 puede ser transmitido por insectos.

El virus se disemina en las gotas eliminadas por una persona infectada al toser, estornudar o hablar. El virus también permanece en superficies por distintos períodos de tiempo según el tipo de material. Una persona que toque estas superficies y luego se toque la cara, ojos, nariz o boca puede provocar el ingreso del virus al organismo comenzando la infección. Aquí radia la importancia del lavado frecuente de manos con agua y jabón o alcohol en gel y la limpieza de las superficies con desinfectantes apropiados.(6)

Productos químicos y COVID-19

- ¿Pulverizar, beber o introducir desinfectantes o lavandina en el cuerpo puede proteger contra COVID-19?

No. Bajo ninguna circunstancia se debe pulverizar, ingerir o inyectar lavandina u otro desinfectante en el cuerpo. Estas sustancias son tóxicas para el organismo y pueden causar irritación de la piel, ojos y mucosas. Al ingerirlos pueden producir irritación de vías respiratorias, quemaduras del tracto gastrointestinal y alteraciones ácido- base que en casos graves pueden producir la muerte.

La lavandina y otros desinfectantes solo deben ser utilizados para la limpieza y desinfección de superficies. Mantener siempre estos productos alejados de los niños.

- ¿Beber metanol, etanol o lavandina previene elCOVID-19?

No. El metanol, etanol y el cloro o lavandina son extremadamente tóxicos. Si bien son utilizados para la desinfección de superficies, la ingestión de estos productos puede producir daño a los órganos internosy hasta la muerte.

- ¿Beber bebidas alcohólicas  protege contra la infección por coronavirus?

No. La ingesta de bebidas alcohólicas no debe ser excesiva ya que puede producir problemas de salud. Ninguna bebida alcohólica protege contra COVID-19.

Condiciones atmosféricas y COVID-19

- ¿Climas cálidos y húmedos previenen la trasmisión de la enfermedad COVID-19?

No. Se puede contraer COVID-19 sin importar cuán soleado  o cálido esté en su ciudad. Países con clima cálido han reportado una gran cantidad de casos de COVID-19.  En Brasil, Auler y col. analizaron el comportamiento de la epidemia de SARS-CoV2 en 5 ciudades de ese país (Brasilia, Fortaleza, Manaos, San Pablo y Rio de Janeiro) y demostraron que las altas temperaturas y humedad relativa intermedia (80%) favorecía la diseminación del virus (7).

- ¿Climas fríos y/o nieve impiden el contagio del coronavirus SARS-CoV-2?

No hay razón para creer que el clima frio puede matar al coronavirus u otros patógenos. La temperatura del cuerpo humano permanece estable entre 36.5°C a 37°C sin importar las temperaturas externas o el clima. El virus se contagia entre personas por lo que lo más importante es mantener el distanciamiento social y la higiene de manos y superficies.

- ¿Cuánto tiempo permanece el virus SARS-CoV-2 en superficies y en el aire?

En condiciones normales, el aire está libre de virus. En la pandemia por SARS-CoV-2, los pacientes infectados cuando tosen, estornudan o al hablar, pueden diseminar virus en el aire a partir de microgotas que pueden transmitirse a otra persona que se encuentre dentro de1 a 2 metros de distancia. Distintos trabajos demostraron, a partir de muestras de aire, la persistencia de virus respiratorios (medidos por RT-PCR) en espacios públicos muy concurridos como aeropuertos, estaciones de metro o de colectivos.SARS-CoV-2 puede existir en el aire de lugares con poca ventilación por al menos 30 minutos en aerosoles y superficies. Esto se probó con el seguimiento del paciente cero infectado con COVID-19 en China. Este paciente viajó en transporte público haciendo trasbordo a otro vehículo. A partir de este paciente, 13 personas que viajaban en estos transportes se infectaron de COVID-19, uno de ellos no compartió el viaje sino que se subió 30 minutos después que el paciente cero ya se había bajado.

Los coronavirus más comunes pueden sobrevivir en superficies inanimadas (metal, vidrio, plástico) hasta por 9 días. La temperatura y humedad relativa influyen en la infectividad viral. Bajas temperaturas, alto inóculo (alta carga viral) y humedad relativa media a alta (50%-80%) se asocian a mayor persistencia de los virus en superficies (8).

El riesgo de transmisión por toque de papel contaminado es bajo, mientras que las muestras respiratorias y fecales pueden mantener infectividad por largos períodos de tiempo a temperatura ambiente. Materiales absorbentes como el algodón son más seguros que los no absorbentes para protección contra la infección viral. Todos estos datos confirman la importancia del lavado de manos y uso de máscaras o barbijos y la desinfección de superficies para contener la diseminación de COVID-19. El tratamiento de las superficies con etanol 62-71%, peróxido de hidrógeno 0,5% o hipoclorito de sodio 0,1% durante un minuto inactiva los virus y logra una desinfección completa. El cloruro de benzalconio 0,05-0,5% o clorhexidina 0,02% son menos efectivos que los anteriores (9).

- ¿Las redes móviles 5G pueden diseminar el nuevo coronavirus?

Los virus no pueden viajar en ondas de radio o de telefonía celular. El COVID-19 solo puede trasmitirse por contacto estrecho entre personas. El virus se localiza en vías respiratorias y puede liberarse en microgotas al hablar, toser o estornudar o al tocar superficies contaminadas con estas gotas.

Tratamientos y medicación para COVID-19

- ¿Los antibióticos son efectivos contra el COVID-19?

Los antibióticos no funcionan contra virus, solo actúan contra bacterias por lo que no son apropiados para el tratamiento de COVID-19. Sin embargo, existen publicaciones sobre el reposicionamiento de medicamentos en un intento de encontrar un rápido  tratamiento para COVID-19 a partir de drogas utilizadas en otras enfermedades. Dentro de las drogas mencionadas en los trabajos científicos se encuentran: cloroquina, remdesivir, lopinavir, ribavirina, ritonavir, teicoplanina, azitromicina y otros.

Un estudio de revisión sobre la utilización de azitromicina en COVID-19 realizado por Gbinigie K. y Frie K. determinó que no existe evidencia que soporte su uso en el tratamiento de COVID-19, a no ser que sea utilizado para tratar sobreinfecciones bacterianas. Existe limitada evidencia de una posible sinergia entre azitromicina e hidroxicloroquina y no están establecidos los posibles efectos adversos de este tratamiento en COVID-19. Los autores indican que son necesarios más estudios controlados para evaluar estas drogas en la infección por este nuevo coronavirus (10).

El antibiótico teicoplanina fue probado en el tratamiento del virus Ebola, Influenza, Flavivirus, Hepatitis C y VIH como en coronavirus del Síndrome respiratorio del Medio Este (MERS-CoV) and SARS-CoV, demostrando su acción por bloqueo del virus en las vesículas celulares e impidiendo su ciclo de replicación viral y diseminación. Los autores de esta nota breve indican que la teicoplanina es un tratamiento potencial para pacientes con SARS-COV-2 e invitan a investigadores a realizar pruebas in vitro e in vivo para confirmar o refutar estas ideas (11).

Al día de hoy no existen medicamentos recomendados para prevenir o tratar el COVID-19. Existe un gran número de medicamentos y tratamientos en pruebas de investigación con grupos de pacientes y controles.

La página drugvirus.info (12) reúne información de pruebas de reposicionamiento de drogas para el tratamiento de distintos virus que afectan a humanos. Entre ellos, figura el SARS-CoV-2 responsable de COVID-19 y un grupo de drogas figuran en pruebas in vitro (cultivos celulares) como en fase II o III (en humanos). Algunas de estas drogas son: favipiravir (fase II), remdesivir, hidroxicloroquina, cloroquina y ritonavir en fase III, arbidol y lopinavir en fase IV y otro grupo está en etapa de estudios in vitro: ribavirina, ivermectina, cefarantina, mefloquina (13). Mehra M, y col publicaron el 22 de mayo de 2020 un trabajo multicéntrico en The Lancet en el que estudiaron la utilidad de cloroquina e hidroxicloroquina en el tratamiento de COVID-19 en 96.032 pacientes. Los hallazgos no fueron buenos ya que no pudieron probar beneficios de ambas drogas utilizadas solas o con un macrólido en la mejora clínica de los pacientes y se asociaron a aumento de arritmias ventriculares (14).

- ¿Las vacunas contra la neumonía protegen contra el nuevo coronavirus?

No. Las vacunas contra la neumonía, tales como la vacuna anti-neumocócica o anti Haemophilus influenza tipo B no protegen contra el nuevo coronavirus. Las vacunas generan inmunidad únicamente contra el patógeno contra el cual fueron desarrolladas. En algunos casos pueden proteger contra un microorganismo muy parecido antigénicamente al que está presente en la vacuna. Cabe destacar, que las vacunas mencionadas están dirigidas contra bacterias por lo que no pueden tener efecto sobre los virus. Al día de la fecha existen más de 100 vacunas contra el SARS-COV-2en distintas etapas de investigación.

- ¿Enjuagar su nariz con solución salina previene la infección con el nuevo coronavirus?

No. No existe evidencia de que un enjuague nasal o bucal con solución salina pueda evitar la infección COVID-19.

En el trabajo de Ramalingam S. y col. se evaluó el tratamiento con solución salina hipertónica en pacientes afectados con infecciones respiratorias con diversos virus (rinovirus, coronavirus, sincicial respiratorio, influenza A, coxsackie B3) respecto a un grupo control. El tratamiento con más de 10 aplicaciones diarias de solución salina logró reducir los días de enfermedad y mejorar los síntomas. En el caso de los pacientes afectados con coronavirus (no COVID-19) la convalecencia se redujo en 1,7 días (16).

- ¿Las personas jóvenes son susceptibles a la infección por SARS-CoV2?

Personas de todas las edades pueden ser infectadas por el nuevo coronavirus. Las personas de mayor edad son más susceptibles de desarrollar cuadros graves de COVID-19 debido a la mayor frecuencia de enfermedades o condiciones médicas preexistentes como diabetes, hipertensión y obesidad. En personas jóvenes el cuadro puede ser asintomático pero al portar el virus pueden transmitirlo a otras personas y favorecer la diseminación de la enfermedad.

- ¿Permanece el virus en el organismo cuando el paciente se recupera de la infección COVID-19?.

Las personas recuperadas de la infección por COVID-19 eliminan el virus del organismo. Esto puede afirmarse a partir de las pruebas diagnósticas que evalúan la presencia del virus (RT-PCR). En los pacientes recuperados de la infección, dichas pruebas se negativizan indicando que ya no es detectable el material genético viral.

No hay certeza aun sobre la inmunidad que adquiere el paciente al infectarse, su duración y si podría reinfectarse al exponerse nuevamente al virus.

Otros mitos o creencias

- ¿Mantener la respiración por 10 segundos o más nos sirve para saber si tenemos COVID-19?

No. La única forma para confirmar la presencia del virus en el organismo es realizarse la prueba conocida como RT-PCR para SARS-CoV-2. Los síntomas más frecuentes de COVID-19 son tos seca, decaimiento y fiebre. En los casos graves puede presentarse neumonía.

- ¿Los scannners de temperatura detectan COVID-19?

Los scanners de temperatura permiten detectar personas con temperatura mayor a la normal, o sea, fiebre. No puede confirmarse la presencia de COVID-19 con esta medición. Una persona puede tener fiebre por múltiples causas y debe consultar al médico para llegar al diagnóstico. La única forma de confirmar COVID-19 es realizar el análisis de RT-PCR para SARS-CoV-2 que permite detectar al virus en una muestra orofaríngea o nasofaríngea tomada al paciente.

- ¿Se puede utilizar las lámparas UV para desinfectar las manos u otras áreas de la piel?

No. La radiación UV es nociva y muy peligrosa para la piel y ojos. La piel debe desinfectarse con etanol 70% o con lavado utilizando agua y jabón por al menos 30 segundos. El sistema de lámparas UV solo puede utilizarse para desinfección de superficies.

- ¿Tomar un baño caliente puede prevenir el COVID-19?

No. La temperatura corporal es de 36,5°C a 37°C sin importar la temperatura del baño o ducha que se utilice. El agua muy caliente puede producir quemaduras en la piel y ningún efecto, como se dijo, sobre la posible infección viral.

Conclusión

Medidas de protección confirmadas frente al COVID-19

Y  lo más importante:

Citas y referencias bibliográficas:

(1) Organización Mundial de la Salud: 

https://www.who.int/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019

(2) Organización Panamericana de la Salud: 

https://www.paho.org/es/temas/coronavirus/enfermedad-por-coronavirus-covid-19

(3) Reina J. El SARS-CoV-2, una nueva zoonosis pandémica que amenaza al mundo. DOI: 10.1016/j.vacun.2020.03.001. On line May 5 2020

(4) Ministerio de Salud de la Nación:

https://www.argentina.gob.ar/salud/coronavirus-COVID-19

(5) Bui Thi Phuong ThuyTran Thi Ai My, Nguyen ThiT hanh Hai, Le Trung HieuTran Thai HoaHuynh Thi Phuong LoanNguyen Thanh TrietTran Thi Van AnhPhan Tu QuyPham Van TatNguyen Van HueDuong Tuan QuangNguyen TienTrungVo Thanh TungLam K. HuynhNguyen ThiAi Nhung. Investigation into SARS-CoV-2 Resistance os Compounds in Garlic Essential Oil. ACS Omega 2020 Apr 14, 5(14):8312-8320doi: 10.1021/acsomega.0c00772

(6) Eslami H, Jalili M. The role of enviromental factors to transmission of SARS-CoV-2 (COVID-19) AMB Express. 2020 May 15; 10: 92. . doi: 10.1186/s13568-020-01028-0

(7) Auler AC, Cássaro AM, da Silva VO, Pires LF. Evidence that high temperatures and intermediate relative humidity might favor the spread of COVID-19 in tropical climate: A case study for the most affected Brazilian cities. Science of the Total Enviroment. Vol 729, 10 August 2020.

(8) Ren S, Wang W, Hao Y, Zhang H, Wang Z, Chen Y, Gao R. Stability and infectivity of coronaviruses in inanimate environments. World J Clin Cases. 2020 Apr 26; 8(8): 1391–1399. doi: 10.12998/wjcc.v8.i8.1391

(9) Kamf G, Todt D, Pfaender S, Steinmann E. Persistence of coronoviruses on inanimate surfaces and their inactivation with biocidal agents. Journal of Hospital Infection (2020)104,3:246-251. https://doi.org/10.1016/j.jhin.2020.01.022

(10) Gbinigie K, Frie K. Shoud azithromycin be used to treat COVID-19? A rapid review. BJGP Open. 2020 May 12. pii: bjgpopen20X101094. doi: 10.3399/bjgpopen20X101094

(11) Baron SA, Devaux C, Colson P, Raoult D, Rolain JM: Teicoplanina: an alternative drug for the treatment of COVID-19?. Int J Antimicrob Agents 2020 Apr 55(4):105944 doi: 10.1016/j.ijantimicag.2020.105944.

(12) Andersen P, Ianevski A, Lysvand H, Tenson T, Kantele A, Kainov D. Discovery and development of safe-in-man broad-spectrum antiviral agents. Int J of Infection Disease. Vol 93 April 2020: 268-276

(13) Base de datos DrugVirus Info: http://www.drugvirus.info/

(14) Mehra MR, Desai SS, Ruschitzka F, Patel AN. Hydroxychloroquine or chloroquine with or without a macrolide for treatment of COVID-19: a multinational registry analysis. The Lancet. May 22 2020 https://doi.org/10.1016/S0140-6736(20)31180-6

(15) The Medical Letter: https://secure.medicalletter.org/w1919a

(16) Ramalingan S, Graham C, Dove J, Morrice L, Sheikh A. Hypertonic saline nasal irrigation and gargling should be considered as a treatment option for COVID-19 J Glob Health. 2020 Jun; 10(1): 010332.doi: 10.7189/jogh.10.010332

Link permanente:
http://www.politicaspublicas.uncu.edu.ar/articulos/index/mitos-y-verdades-sobre-covid-19-que-sabemos-hasta-hoy

Advertencia legal:
Las opiniones y los conceptos vertidos en los artículos publicados expresan la postura de sus respectivos autores y no necesariamente coinciden con la de la Universidad Nacional de Cuyo. La institución declina toda responsabilidad por las consecuencias que pudieran derivarse de la lectura y/o interpretación del contenido de los artículos publicados.

Licencia de Creative CommonsEsta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 2.5 Argentina .

Mitos y verdades sobre COVID-19. ¿Qué sabemos hasta hoy?

Investigadores responsables

Furfuro, Sandra Beatriz - Ver Ficha

Palabras Clave

Cómo citar este artículo

Furfuro, Sandra Beatriz (03 de agosto 2020) "Mitos y verdades sobre COVID-19. ¿Qué sabemos hasta hoy?".
Publicado en la Plataforma de información para políticas públicas de la Universidad Nacional de Cuyo.
URL del artículo http://www.politicaspublicas.uncu.edu.ar/articulos/index/mitos-y-verdades-sobre-covid-19-que-sabemos-hasta-hoy
Fecha de consulta: 24/10/2020

Contenidos relacionados

Novedad

Coronavirus en Mendoza: está en funcionamiento el protocolo del último adiós

Novedad

Alberto Fernández anunció que Argentina producirá la vacuna de Oxford

Articulo

Trabajar en salud durante la pandemia. Nuevos aprendizajes y prácticas

Articulo

Diagnóstico temprano de lesiones potencialmente malignas y cáncer oral de células escamosas. “Un Puente entre la Ciencia y la Estomatología Clínica”

Novedad

Se inauguró la sala de internación del Hospital de la UNCUYO