Economía, trabajo y producción

Compras públicas sustentables

El rol que juegan las compras públicas no es menor, dado que el sector público es un gran consumidor debido a su tamaño y nivel de gasto. Por lo tanto, sus decisiones de consumo influencian tanto a productores como a consumidores. El presente artículo intenta responder a la siguiente pregunta: ¿Por qué son importantes las compras públicas sustentables?

Publicada el 08 DE NOVIEMBRE 2017

Introducción

El presente artículo tiene por objetivo analizar los beneficios de las compras públicas sustentables y para ello intenta responder a la siguiente pregunta: ¿Por qué son importantes las compras públicas sustentables? La primera parte del artículo realiza un breve repaso de parte de la bibliografía existente en relación al tema abordado. Para poder responder la pregunta de investigación, la autora trae a discusión un caso particular de la Ciudad de Viena, donde se implementa un programa de compras ecológicas denominado “ÖkoKaufWien”. Este programa resulta un caso ejemplificador, no sólo para la Unión Europea (UE), sino para el resto del mundo, habiendo sido premiado en varias oportunidades. Una vez presentado el caso de estudio, en donde se pueden ver los múltiples beneficios que un programa de ese tipo brinda a la sociedad en general, se discuten, también brevemente, cuáles son las principales barreras que se presentan en un país en vías de desarrollo, como es el caso de Argentina.

Revisión bibliográfica: compras públicas sustentables 

Hay dos aspectos relevantes que deben ser tenidos en cuenta al momento de analizar la importancia del presente artículo. Por un lado, la progresiva preocupación por temas vinculados a la protección del medio ambiente que se ha desarrollado en los últimos años; y por otro lado, la importante influencia que ejercen las decisiones que se toman en esferas públicas en cuanto a la creación de conductas en la sociedad civil.

En cuanto al primero de los aspectos mencionados, el desarrollo sustentable y el cambio climático son ejes temáticos que en los últimos años han cobrado notoria relevancia, en virtud del probado y fuerte impacto que las acciones humanas ejercen sobre el medio ambiente. Esto se ve claramente reflejado mediante la creación de los ya conocidos Objetivos de Desarrollo Sostenible[1], que fueron establecidos en la Cumbre de las Naciones Unidas para el Desarrollo sustentable en setiembre de 2015 como objetivos a ser cumplimentados tanto por el sector público, privado, academia, asociaciones civiles, y sociedad civil en general con miras al año 2030.Avanzado el mismo 2015, pero en los meses de noviembre y diciembre se celebra en París la Conferencia de las Naciones Unidas por el Cambio Climático[2], donde líderes políticos de todas partes del mundo acuerdan trabajar juntos para reducir el impacto del cambio climático en nuestro planeta.

En cuanto al segundo de los aspectos mencionados en el primer párrafo, es decir, la fuerte influencia de las decisiones tomadas en el sector público en las decisiones de la sociedad civil, dice Unfried (2013), la administración pública juega un rol fundamental en la imposición de la legislación ambiental. Cuando el autor se refiere a la administración pública, lo hace a todos los niveles de la misma, es decir, supranacional, nacional, local e inclusive, regional. Además, para un mejor cumplimiento de objetivos al momento de implementar una política pública, es importante generar el compromiso y participación no sólo del sector público, sino del sector privado, de organizaciones no gubernamentales, y de la sociedad civil en general.

En este sentido, y dentro del gran abanico de decisiones que se toman en la administración pública, el rol que juegan las compras públicas no es menor, dado que el sector público es un gran consumidor debido a su tamaño y nivel de gasto. Por lo tanto, sus decisiones de consumo influencian tanto a productores como a consumidores. Como lo menciona el Sistema Económico Latinoamericano y del Caribe (SELA, 2014), el proceso de adquisiciones del Estado cumple tres funciones: utilidad pública; utilidad administrativa y utilidad económica; y estas tres funciones deben converger con el objetivo último de las adquisiciones públicas; es decir, con la satisfacción de las necesidades de la sociedad mediante el uso transparente y eficiente de los recursos públicos.

Una vez establecido un determinado lineamiento en aquellos procesos del Estado, tendiente a las compras públicas sustentables,  productores y consumidores se verían tentados, no sólo a tener en consideración criterios ecológicos en sus decisiones de producción y consumo, sino que también considerarían otros factores, como el denominado costo de ciclo de vida de los productos[3], dejando el factor precio en un segundo plano (Comisión Europea, 2016). Esto significa, como dice Unfried (2013), que la implementación de determinadas reglas en el mercado de las compras del Estado es un instrumento muy importante como desencadenante de una economía “inteligente”, fomentando, mediante ejemplos concretos, las compras ecológicas. Todo esto deriva en mejoras en la gestión de los recursos naturales en general, provocando una notoria evolución de la calidad de vida de la sociedad en su conjunto (Instituto Internacional para el Desarrollo Sostenible, 2015).

El caso de la Comunidad Europea: ÖkoKaufWien

La Unión Europea (UE), como organización supranacional, ha tomado dentro de su política la protección del medio ambiente. Para ello, brinda a sus países miembros un marco regulatoriodentro del cual deben actuar en cuanto a Compras Públicas se refiere. Es así que la Comisión de Medio Ambiente de la UE emite en el año 2016 su tercera edición de la “Guía sobre compras públicas verdes” (Comisión Europea, 2016), mediante la cual ofrece información y asesoramiento sobre cómo debieran los países miembros implementar lo que en esa guía llaman “Green Public Procurement”(compras públicas verdes).Más aún, la UE también, a través de comunicaciones, establece guías a las autoridades públicas para la toma de decisiones de consumo conforme criterios medioambientales[4]. En este sentido, cada país miembro de la UE ha desarrollado su Plan de Acción Nacional, con el objeto de implementar a nivel nacional aquellas directivas establecidas a nivel UE.

Ahora bien, bajando a nivel local lo anteriormente descrito, y como caso de estudio de este artículo se describe el proyecto implementado por la Ciudad de Viena denominado “ÖkoKaufWien”, en su idioma original, que podría traducirse al español como “EcoCompras Viena”. Este programa tiene como objetivo principal la introducción de prácticas verdes y criterios ecológicos en sus procesos de contrataciones públicas. Como resultado de la implementación de dicho programa, la Ciudad de Viena obtuvo numerosos reconocimientos, tales como el EPSA (European Public Sector Award) en el año 2011[5], convirtiéndose de esta manera en una ciudad líder en cuanto a la protección del medio ambiente, no sólo para la UE, sino para el resto del mundo.

Uno de los tantos aspectos destacables del mencionado programa, es que si bien el mismo fue generado por el Departamento de Protección del Medio Ambiente de la Ciudad de Viena, el mismo contemplaba en su implementación la participación de diferentes actores: otros profesionales de la misma administración y de otros Departamentos que aportaban su experiencia al programa;y también el asesoramiento especializado de consultores privados y ONGs dedicadas a la protección del medio ambiente.

Estos equipos de trabajo especializados crearon listados de todo tipo de productos que reunían criterios ecológicos en términos de “usabilidad, eficiencia, calidad y seguridad” (Ciudad de Viena, 2010). Lo remarcable de estos listados, era que su uso resultaba obligatorio para todos los Departamentos de la Ciudad de Viena, motivo por el cual se aseguraban las diferentes autoridades que en cada compra pública se aplicaran efectivamente criterios ecológicos.

En el año 2014, la Ciudad de Viena lanzó el Reporte de Análisis de Impacto (City of Vienna, 2014), consistente en un análisis cualitativo, basado en descripciones del programa, y cuantitativo, conforme determinado indicador de desempeño, de los resultados del Programa. Éstos fueron expuestos en tres categorías principales:

  1. Trabajo “eco-friendly”: En esta categoría se tuvo en consideración, por un lado, el impacto ambiental (environmentalfriendliness) de los productos y servicios que se usan en las oficias, por ejemplo: máquinas, papel, productos, vehículos, etc. Y por el otro lado, tenían en cuenta la eficiencia en cuanto al uso de recursos y energía. Lo que se buscaba, era identificar productos con un reducido impacto en el medio ambiente y en la salud humana.
  2. Industria de la construcción “eco-friendly”: Esta categoría se centra en los proyectos de construcción de la administración de la ciudad. Acorde a los lineamientos del programa, los productos y métodos utilizados en la industria de la construcción deben ser modernos, ecológicos y eficientes; y a su vez potenciar la salud laboral. Además, se busca promover el ahorro de energía y de agua a los fines de economizar en consumo y presupuesto.
  3. Vida “eco-friendly”: Esta categoría promociona la compra de productos regionales y estacionales para jardines de infantes, escuelas, hospitales, y centros de atención para adultos mayores. También procura la implementación de clasificación de residuos. Todo esto a los fines de promover una calidad de vida saludable, al mismo tiempo que generar y promover conciencia y consumos sustentables.

Es importante en este punto resaltar, como ya ha sido previamente mencionado, la gran influencia del sector público en el resto de la sociedad al momento de trabajar en determinadas políticas, como lo son las políticas de protección del medio ambiente. De esta manera las autoridades públicas expresan cuáles son sus prioridades, y mediante la toma de decisiones sustentables en el sector público se influencia la toma de decisiones sustentables también en el resto de los sectores. Además, el listado de productos sustentables que fue creado por el equipo técnico, es publicado en la página web de la administración, a los fines que de que los diferentes actores tengan acceso a esa información y puedan tomar sus decisiones de consumo privadas también de manera ecológica.

En función de lo mencionado anteriormente, el Programa de Compras Ecológicas implementado por la Ciudad de Viena resulta un ejemplo claro de algunos de los beneficios de las compras públicas sustentables.

Compras ecológicas en Argentina: principales desafíos 

Los procesos de adquisiciones públicas de los países en vías de desarrollo, como en el resto de los países, son procesos demasiado sensibles dada la cantidad de dinero que implican. Es por esto, que una falta de transparencia, eficiencia y auditoría puede genera eventualmente la adopción de prácticas dañinas, tales como corrupción y malversación de fondos.

Hay que reconocer los avances que se vienen dando en los procesos de adquisiciones del Estado argentino y que han facilitado herramientas como internet y las tecnologías de información y comunicación (TICs).Sin embargo, hay todavía mucho camino por recorrer para igualar el caso vienés. A lo largo del artículo ya han sido enumerados los beneficios de considerar criterios ecológicos o “verdes” en las compras estatales, dado que ellas constituyen una poderosa herramienta de la cual pueden valerse los gobiernos para crear mercados, economías y sociedades innovadoras, modernas, sostenibles y dinámicas (Instituto Internacional para el Desarrollo Sostenible, 2015).

Sin embargo, y más allá de la claridad de los beneficios y de los avances, en países como Argentina quedan todavía muchos desafíos  por enfrentar. Sobre todo teniendo en cuenta que el marco regulatorio de Argentina le da un peso preponderante al momento de la evaluación de las ofertas a la variable precio. Existen también otro tipo de barreras por superar, tales como los discutidos por Aliciardi y Cassiet (2014): 1. La falta de claridad en las definiciones a los fines de evitar errores técnicos a la hora de precisar si un producto es o no sustentable; 2. Considerar dentro de los criterios de elegibilidad en las licitaciones públicas, criterios ecológicos y/o sustentables, y que la aplicación de esos criterios no sólo sea obligatoria, sino que tenga mayor ponderación que el factor precio; 3. La falta de conocimiento y conciencia social en temas medioambientales; 4. La falta de variedad de productos sustentables o ecológicos que son ofertados en el mercado; y por último, 5. La falsa creencia de que los productos sustentables son más caros que aquellos que no lo son.

Conclusión

Resultan indudables dos aspectos fundamentales que han sido debatidos en el primer apartado del presente artículo. Por un lado la creciente preocupación por el impacto en el medio ambiente de las acciones humanas. Como así también, la capacidad influenciadora del Estado en la sociedad civil. Luego, más adelante en el desarrollo del artículo, se traen a discusión los beneficios de las compras públicas sustentables. De la relación entre estos tres factores, se puede concluir que el Estado es un poderoso establecedor de tendencias, que sumado al volumen de su gasto en lo que respecta a adquisiciones públicas, se convierte en un gran influenciador de mercados, estableciendo pautas de producción y de consumo. Es por esto, que se puede concluir que la inclusión de criterios ecológicos y sustentables en los procesos de adquisiciones públicas, deriva en un beneficio de la sociedad en general. Al menos eso ha demostrado el Programa de Compras Ecológicas discutido como estudio de caso. Asimismo, se han esbozado en la última sección del artículo, cuáles son los desafíos que enfrentaría un sector público como el argentino al momento de la implementación de un programa de ese estilo, los cuales no han sido discutidos en profundidad en el presente artículo, pero que podrían ser objeto de análisis en una investigación posterior o complementaria.

 

Bibliografía

Aliciardi, M. B., &Cassiet, S. D (2014). Compras Públicas respetando el ambiente con inclusión social en la Argentina (1994-2014).ESTADO Y POLÍTICAS PÚBLICAS. Disponible en http://politicaspublicas.flacso.org.ar/files/revistas/1414737597_articulo-2.pdf

City of Vienna. (2010). wien.at. Dispoible en https://www.wien.gv.at/english/environment/protection/pdf/oekokauf-engl.pdf (último acceso 24/07/2017)

City of Vienna. (2014). Green Public Procurement in the City of Vienna. Impact Analysis. Vienna: ConPlusUltra. Disponible en https://www.wien.gv.at/english/environment/protection/pdf/impact-analysis.pdf (último acceso 22/07/2017)

Comisión Europea. (2016). Buying Green! A handbook on environmental public procurement. 3er ed.Luxembourg: EUR-OP. Disponible en http://ec.europa.eu/environment/gpp/pdf/Buying-Green-Handbook-3rd-Edition.pdf (último acceso 22/07/2017)

International Institute for Sustainable Development. (2015). Implementing Sustainable Public Procurement in America Latina and the Caribbean.Canada: IISD.

SELA. (2014). Las compras públicas para el desarrollo en América Latina. Venezuela: Sistema Ecónomico Latinoamericano y del Caribe.

Unfried, M. (2013). Going Green: Theme Presentation. In T. Bursch, A. Heichlinger, E. Johnsen, K. K. Klausen, A. Murdock, & J. O. Vanebo, Pubic Management in the Twenty-first Century (pp. 181-190). Norway: Universitetsforlaget.

 

Notas

[1] Para más información sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible ingresar en http://www.un.org/sustainabledevelopment/es/la-agenda-de-desarrollo-sostenible/ (último acceso 22/07/2017)

[2] Para más información sobre la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático ingresar en http://www.cop21paris.org/ (último acceso 22/07/2017)

[3] El costo de ciclo de vida de los productos incluye la sumatoria de toda una serie de costos, más allá del mero costo de compra; por ejemplo, el costo de puesta en funcionamiento, entrega, de instalación, seguro; costos de operación, uso de energía, mantenimiento; y finalmente el costo de eliminación.

[4] Ejemplo de este tipo de Comunicaciones son la COM (2008) 397: Plan de Acción sobre Consumo y Producción Sostenible y una Política Industrial Sostenible y la COM (2008) 400: Contratación Pública para un medio ambiente mejor.

[5] Más información disponible en http://www.epsa2011.eu/ (último acceso 22/07/2017).

 

 

Link permanente:
http://www.politicaspublicas.uncu.edu.ar/articulos/index/compras-publicas-sustentables

Advertencia legal:
Las opiniones y los conceptos vertidos en los artículos publicados expresan la postura de sus respectivos autores y no necesariamente coinciden con la de la Universidad Nacional de Cuyo. La institución declina toda responsabilidad por las consecuencias que pudieran derivarse de la lectura y/o interpretación del contenido de los artículos publicados.

Licencia de Creative CommonsEsta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 2.5 Argentina .

Compras públicas sustentables

Investigadores responsables

Ledesma, Paula Lucía - Ver Ficha

Cómo citar este artículo

Ledesma, Paula Lucía (08 de noviembre 2017) "Compras públicas sustentables".
Publicado en la Plataforma de información para políticas públicas de la Universidad Nacional de Cuyo.
URL del artículo http://www.politicaspublicas.uncu.edu.ar/articulos/index/compras-publicas-sustentables
Fecha de consulta: 16/09/2019

Contenidos relacionados

Novedad

La ley de tu lado: el beneficio ambiental de la economía circular

Novedad

MÁS ALLÁ DEL VINO: MENDOZA Y UNA APUESTA DE $645 M EN OTRO ACUEDUCTO GANADERO

Novedad

MÁS ALLÁ DEL VINO: MENDOZA Y UNA APUESTA DE $645 M EN OTRO ACUEDUCTO GANADERO

Novedad

ENERGÍAS RENOVABLES: MENDOZA YA MONTÓ 4 MINICENTRALES HIDROELÉCTRICAS Y SE VIENEN CINCO MÁS

Articulo

Autonomía Financiera de los Municipios de la Provincia de Mendoza