ENTREVISTAS // Salud

“El Estado tiene que brindar la mejor asistencia posible para cualquier persona que tenga problemas con el uso de drogas”

Sebastián Basalo es editor de la revista THC y referente más destacado de las agrupaciones pro canábicas de Argentina. Visitó nuestra provincia, en el marco de la realización del panel “Marihuana, perspectivas de cambio en la política pública de drogas en Argentina y Uruguay”, organizado por el ciclo “La UNCuyo en el Debate Social”, de la Secretaría de Extensión Universitaria de la UNCuyo. 

Publicada el 03 DE OCTUBRE 2012

- ¿Qué avances legales sobre la tenencia de marihuana se han modificado en la Argentina en los últimos años?

Podría contestarte a la pregunta sencillamente con una palabra: ninguno. Si de leyes hablamos, la ley de drogas  23.737  sancionada en 1989, sigue en perfecto estado, no se la modificó. Esto es lo que se está discutiendo en este momento en el Congreso Nacional es decir, reformar esa ley de droga, que necesita ser reformada integralmente. Esa ley de droga es un mamarracho perverso y digo mamarracho perverso, porque es absolutamente ineficaz para seguir el narcotráfico, es una ley que de hecho  promueve el narcotráfico.

La ley de droga en la Argentina está creada para promover el narcotráfico, les da las herramientas a las fuerzas policiales para no perseguir el narcotráfico, para tapar cuando no hacen el trabajo de las fuerzas policiales y en donde, a diferencia del resto de los países latinoamericanos. Es una ley creada para darle amparo a esa situación, una ley donde los artículos están destinados a perseguir penalmente sobre todo a los sectores de droga y no a los que la comercializan y no a quienes elaboran redes de criminalidad compleja, donde interviene el lavado de dinero y un montón de otros delitos relacionados con la droga, es lo que hace que hoy tengamos la realidad que tenemos.

Por eso, en ese sentido, no cambió nada la realidad en lo que hace la ley de droga. En cambio sí cambió algo más importante que una ley (que está hoy y cambia  mañana), que es la realidad social. Eso sí cambió enormemente de 5 años a esta parte. Me refiero no sólo a un montón de fallos de jueces declarando inconstitucional la penalidad de la tenencia de droga, diciendo que la ley de drogas es ineficaz, que no sirve para combatir el delito que se quiere perseguir.  Estamos hablando de una ley que aparte de ser criminal es ilegal, no puede estar redactada como está. Es una ley de droga que casi ni se aplica, hoy en día la gente fuma marihuana sin miedo o con muchísimo menos miedo que antes, hoy la gente se anima a cultivar marihuana. Los que fuman marihuana, contra un Estado argentino que te dice ‘no cultives, anda a comprar, yo quiero que favorezcas al narcotráfico’, volvemos al Estado argentino como favorecedor del narcotráfico. No podés tener una planta porque vas preso, pero sí podes ir a comprarla y favorecer el narcotráfico. Que la gente fume marihuana sin miedo, que cultive marihuana sin miedo, que cada vez se hable más de droga sin miedo: en la familia, en la casa, en el trabajo, en la escuela. Ese es un cambio cultural histórico del que difícilmente se vuelva para atrás.

- ¿Hasta dónde llega el rol del Estado y hasta dónde es un tema personal el consumo de marihuana?

El rol del Estado se tiene que limitar a proteger la salud de las personas y punto. El Estado desde su creación misma, desde su definición, no tiene permitido regular las conductas privadas de sus ciudadanos. No tiene permitido regular los parámetros morales con lo que cada persona elige determinar su vida privada, pero no sólo en el tema drogas, sino en cualquier tema. El Estado jamás puede determinar a una persona qué tipo de relaciones sexuales hace con su pareja.

Está claro que el Estado no puede regular, ni legislar la vida privada de las personas. Ahora lo que sí podría hacer el Estado, y paradójicamente no lo hace con la actual ley de drogas, es no reprimir sino brindar asistencia. La ecuación es exactamente a la inversa, el Estado no puede reprimir al usuario de droga. El Estado lo que tiene que hacer es brindar la mejor asistencia posible para cualquier persona que tenga problemas con el uso de drogas, asistencia que tiene que venir, del lado de la prevención, con la información, la educación y las decisiones necesarias para la reducción del daño del uso de drogas. Y cuando ya ese daño está muy avanzado brindarle un marco amplio de asistencia que tiene que ver con trabajos sociales y territoriales en los barrios.

Donde el consumo de determinadas sustancias en determinados contextos hace de este consumo un problema sanitario complejo, tiene que hacerse un trabajo de abordaje y con hospitales en distintos barrios. Tiene que existir asistencia para las personas que quieran internarse a puertas cerradas, siempre respetando la voluntad de la persona nunca contra la propia voluntad. Ofrecer todas las posibilidades como ocurre en las otras patologías, para asistir a las personas que, insisto, no son culpables por tener un problema de consumo. Todos cuando nos enamoramos podemos pasarla mal y no por eso no nos vamos a volver a enamorarnos…

- ¿Pensás que al estar prohibida la marihuana la gente consume más?

No lo pienso, está demostrado científicamente. Al estar prohibida la sustancia, se eleva el nivel de usuarios, entre otras cosas,  porque no hay un control sobre la cantidad de sustancia que se ofrece, sobre la oferta de todo lo que es ilegal.

Hoy nadie sabe quién produce, cuánto produce, qué produce, cuánto se vende, a quién le vende, etc. Eso es la ilegalidad, la prohibición. En países como Uruguay que están estudiando regularizar la comercialización de la sustancia, por ejemplo, se trabaja en eso. También hay un parámetro como decís bien vos: en la relación que el sujeto entabla con la sustancia ha quedado demostrado que la persona a la hora de elegir consumir una sustancia, la mayor incidencia que hay sobre ese consumo, es un factor simbólico que  pone en la sustancia, no es el parámetro objetivo de lo que  esa sustancia te pueda producir. Si a vos te duele la cabeza y te vas a tomar un ibuprofeno para calmar el dolor de cabeza, no te vas a tomar un ibuprofeno por alguna otra razón. En muchos casos,  en la decisión de consumir alguna sustancia interviene muchísimo la prohibición que hay sobre esa sustancia. Ya sea como modo de rebeldía o de romper determinados parámetros sociales: fumo marihuana porque es ilegal, o empiezo a tomar cocaína porque me dejó mi novia. Entonces me empiezo a mentir a mí mismo y a meter sustancias que me van llevando a la muerte. Porque esa es la simbología que nos construyeron de esa sustancia. El usuario de drogas reacciona a una simbología de la sustancia creada por el Estado: ‘esa sustancia te va a matar, esa sustancia es el diablo, etc’…Vos a la hora de elegir consumir esas sustancia vas estar determinado por eso. Como el ejemplo que te decía, hoy me fue mal entonces voy a elegir arruinarme la vida pero no objetivamente con una sustancia como sería el cianuro, que ahí si te la arruinas… 

- Ha quedado demostrado que la política de prohibición y persecución no tuvo resultado pero no sólo a nivel nacional sino internacional, ya que el narcotráfico es cada vez mayor.

Claro que es así. Esta política nos llevó a más narcotráfico, por eso no dudo en afirmar que quien se opone a la legalización, ya sea por ignorancia o por complicidad, quien se opone a la despenalización, está a favor del narcotráfico. No hay un punto medio, después la persona dirá por qué defiende el narcotráfico.

- ¿Cuál sería el principal beneficio de la despenalización para uso personal?

Una de las principales consecuencias sería que en un país a 30 años de retornar a la democracia, que ha hecho el respeto por los derechos humanos una bandera inclaudicable, se respete el derecho humano de 400 mil personas que lo vieron violentado durante más de 20 años de la aplicación de la ley de droga. Me parece que eso solo ya es un punto de vista con un amplio beneficio para esta sociedad argentina. Recordemos que de 8 mil usuarios de drogas, hay 12 mil personas promedio por año que caen detenidas por esta ley de drogas. De esas 12 mil, unas 8 mil seguro demuestran ser usuarios. Estamos hablando que 8 mil personas, argentinos que todos los años son encerrados, sometidos a un sistema penal y criminalizado con una elección privada de consumo y si lo que querés es cuidar esa persona, lo último que estamos haciendo es cuidar esa persona.

Pensemos en una persona como Pablo Aguirre, es profesor de música, conocido en su barrio por dar clase de música, que hace muchos años que trabaja en el Ministerio de Educación, una persona que forjó su vida a costa de laburar…Este tipo tiene 28 o 29 años de edad, fuma marihuana y gusta de hacerlo en forma privada y para no comprarlo en el narcotráfico se puso a cultivar. Tenía 8 plantas en la casa y por tenerlas la justicia además de detenerlo, lo acaba de  condenar a 4 años de prisión efectiva. Imaginemos lo que implica para la vida de esa persona, permanecer ahora desde sus 28 hasta sus 32 años encerrado en una prisión Argentina. Le arruinaron la vida a ese pibe. Cabe preguntarnos ¿de esa forma queremos cuidar la vida de los argentinos?, ¿de esa forma se dice tratar un argentino a otro?  Si simplemente tiene un consumo diferente a otro, lo último que hacemos con el sistema penal y represivo es contener o ayudar a una persona que pueda tener un problema de consumo. Ya no hablo si Pablo tenía un problema o no y no me importa si los tenía o no, pero aun así si los tuviera, qué hacemos encerrándolo en una prisión durante 4 años. ¿Ayudarlo?

El segundo beneficio es la consecuencia de esto poder desarrollar un sistema socio sanitario de contención, de prevención, con educación, con asistencia, con tratamientos. Pero, ¿qué asistencia o tratamiento podemos brindar si el adicto es tratado como un criminal? 

No puede haber un plan de asistencia a las adicciones en un escenario donde el adicto es un criminal. Para poder abordar los problemas de salud y del uso drogas primero tenemos que sacar al policía de ahí. Tenemos que sacar el sistema penal, tenemos que sacar a la prisión, recién cuando logremos correr esto vamos a poder avanzar en políticas públicas, serias y concretas para la ayuda a los adictos.

¿Qué condiciones hacen falta en la Argentina para cambiar la política de drogas?

Yo creo que hace falta una discusión y un debate serio en cuanto al tema. Esto es la base para avanzar en cualquier cambio, en cualquier sociedad y más en una sociedad tan heterogénea y grande como es la argentina. Lo que no cabe duda y lo primero seria despenalizar. No podemos seguir con esta discusión que los uruguayos no dudan en calificar como pre-histórica. Estamos en una discusión jurásica, no podemos estar discutiendo meter preso a un tipo por tener drogas.

Una vez que se logre sortear ese escenario, realmente vamos a tener las posibilidades de discutir de qué forma queremos tratar los problemas de consumo que se originan en este sector de la sociedad que elije consumir drogas al igual como ya lo he dicho con el consumo de cualquier otro tipo de sustancia que generen adicción. Despenalizar es la base, yo creo que a partir de allí podemos tener una discusión seria.

Por otro lado, hay que ampliar los niveles de discusión. No tener miedo al hablar de drogas y lo mejor que podemos hacer para favorecer el narcotráfico y para que se mueran las personas por el consumo de drogas es no hablar de ellas. La herramienta para poder solucionar cualquier problemas de consumo de drogas es hablar del tema, informar, prevenir, decir las cosas como son, no decir las drogas son malas, pero tampoco decir las drogas son buenas, no puede ser algo bueno o malo cuando es una sustancia, no podemos cargar de parámetros morales a una sustancia que es algo inerte, tenemos que hablar con propiedad, decir: esta sustancia consumida de esta manera, produce determinado efecto, determinados riesgos y la forma para reducir estos riesgo es ésta…es decir si nosotros cargamos de parámetros ya sea malos o buenos sobre las sustancia, lo que hace es dificultar un acceso menos dañino de esa sustancia

- ¿Cuáles son los argumentos de las personas que están en contra  de la despenalización que más te hace ruido, que más te molesta?

¡Eh! Muy buena pregunta, la mayoría de los argumentos tiene que ver con la ignorancia. Eso es lo que más me molesta. Es más, me asombra esta discusión a diferencia de otras discusiones políticas, en donde al menos ves dos argumentos; en donde vos podes coincidir con uno o con otro o donde en definitiva el lado de la razón termine preponderando un lado sobre el otro. Pero acá no hay argumentos serios y con fundamentos para oponerse a la despenalización. Dicen ‘el despenalizar va aumentar el consumo’, no hay ningún país en el mundo que se haya despenalizado y haya aumentado el consumo de drogas. ‘El despenalizar va aumentar el narcotráfico’ Mentira, no hay ningún país, todos los países que despenalizaron disminuyeron notablemente el narcotráfico. En todos los países como Argentina donde está penalizado, aumenta el narcotráfico y el consumo. ‘Las personas no van a tener asistencia cuando se despenalice’…y no la tienen hoy. Es más ya es una asistencia sacar a la persona de la cárcel, eso ya es mejorar su salud, sacar al policía que lo faja, ya es asistirlo, es protegerlo, no es posible ninguna asistencia si no sacas al policía del medio…por eso te digo no hay argumento, en otras discusiones políticas sí hay. Por ejemplo, en el aborto hay discusiones interesante sobre qué es vida, qué es no vida. Por lo menos uno tiene una base donde poner ciertos argumentos para que la discusión sea interesante. Acá no las hay por eso las discusiones terminan con vasos de agua, terminan a los gritos. Porque del otro lado no hay argumentos, insisto a mí no me pone feliz que no tengan argumentos, me encantaría que los tuvieran para hacer un debate y que no termine en una voz. El problema es que no hay argumentos ni ya casi defensores en la otra línea, serán dos o tres las personas que defienden la no despenalización. 

- ¿En qué consiste el proyecto de ley 7258?

El proyecto 7258 es un proyecto presentado por Victoria Donda, en la cual nos convocaron para que participemos en la redacción, un proceso muy importante en la discusión por la reforma de la ley de droga en la Argentina. Se presentó en octubre del 2010, fue el primer proyecto que realmente terminaba con  la criminalización de los usuarios de drogas en la Argentina.

El proyecto de Victoria Donda fue muy importante porque planteó una nueva realidad. Ahí no se termina con la criminalización de la historia, lo que hay que dejar de considerar como delito es la tenencia de drogas. Tener no es una acción es un estado de situación, no se puede tener, no estás haciendo daño por tener, no estás exteriorizando esa tenencia. Segundo porque es la base del fracaso de la actual ley de drogas, no tiene sentido penar la tenencia. Lo que propone Victoria Donda es sólo regular el comercio como tema. A partir de ahí lo que hizo Donda fue subir el piso de la discusión con su proyecto. A comienzo de este año se reunieron tres representantes de las tres fuerzas políticas más importantes del país: el Frente para la Victoria, la UCR, y el FAP.. Llegaron a un texto acordado, que si bien no plasma todo lo que Victoria Donda quería, en este proceso sí se llegó a una reforma propuesta por Gil Lavedra intermedia que es más interesante, en donde no se considera delito la tenencia de drogas, se presume que toda tenencia de drogas es para consumo personal, salvo que el juez demuestre que es para otra cosa que no sea el consumo, por ejemplo comercio, o vaya a saber para qué. Ahora se revierte la carga de la prueba y se la deposita en los jueces. Es decir que en este texto acordado por estos tres representantes, los policías no podrían detener a ninguna persona, salvo que primero tengan una prueba de que esa persona la comercializa. 

 

Link permanente:
http://www.politicaspublicas.uncu.edu.ar/articulos/index/el-estado-tiene-que-brindar-la-mejor-asistencia-posible-para-cualquier-persona-que-tenga-problemas-con-el-uso-de-drogas

Advertencia legal:
Las opiniones y los conceptos vertidos en los artículos publicados expresan la postura de sus respectivos autores y no necesariamente coinciden con la de la Universidad Nacional de Cuyo. La institución declina toda responsabilidad por las consecuencias que pudieran derivarse de la lectura y/o interpretación del contenido de los artículos publicados.

Licencia de Creative CommonsEsta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 2.5 Argentina .

“El Estado tiene que brindar la mejor asistencia posible para cualquier persona que tenga problemas con el uso de drogas”

Cómo citar este artículo

"“El Estado tiene que brindar la mejor asistencia posible para cualquier persona que tenga problemas con el uso de drogas”". 03 de octubre 2012 Fecha de consulta: 15/09/2019

Palabras Clave

Compartir

facebook Twitter delicious Google yahoomyweb

Contenidos relacionados

Entrevista

"Hay que romper con ese círculo vicioso que es el aislamiento"

Entrevista

“Es vital tener investigaciones sólidas, sobre temas relevantes, y orientadas a resolver problemas de salud”

Entrevista

“Apuntar a que haya un incremento de formación en los futuros profesionales de las Ciencias Médicas con perfil hacia la Atención Primaria de Salud”

Entrevista

"La Argentina con los profesionales que tiene puede ser decana de una transformación en la Salud Mental"

Entrevista

“Intersectorialidad, participación activa de los usuarios y reforma en el sistema de justicia”, claves para la formación de políticas públicas en salud mental